Y ellos dijeron: (o) Esto [es] sangre: los reyes ciertamente han sido muertos, y se han herido unos a otros; ahora, pues, Moab, por despojo.

(o) El repentino gozo de los impíos no es más que una preparación para su destrucción, que está cerca.