1 Samuel 31:1-7

1-7 No podemos juzgar el estado espiritual o eterno de nadie por la forma de su muerte; porque en eso, hay un evento para los justos y para los impíos. Saúl, gravemente herido e incapaz de resistir o huir, no expresó preocupación por su alma que nunca moría; pero solo deseaba que los filisteos no lo... [ Seguir leyendo ]

1 Samuel 31:8-13

8-13 La Escritura no menciona lo que pasó con las almas de Saúl y sus hijos, después de que murieron; sino solo de sus cuerpos: las cosas secretas no nos pertenecen. Es de poca importancia por qué medios morimos, o qué se hace con nuestros cuerpos muertos. Si nuestras almas se salvan, nuestros cuerp... [ Seguir leyendo ]