La primera cláusula dice,

¿Cuál es el camino hacia donde mora la luz?

La luz y la oscuridad se consideran aquí como cosas independientes entre sí; ambos son agentes reales, cada uno de los cuales tiene su lugar o morada, desde el cual fluye sobre la tierra, y al cual es nuevamente llevado ( Job 38:20 ).