Mueve su cola como un cedro, aunque la cola sea corta, tanto en el elefante como en el hipopótamo; sin embargo, cuando se erige, es sumamente rígido y fuerte. Los tendones de sus piedras , etc. Más bien, de sus muslos , como se puede traducir en hebreo. Los muslos y las patas del caballo de río son tan vigorosos y fuertes que uno de ellos puede romper o volcar un bote grande.

Continúa después de la publicidad