Pero Josafat dijo: ¿No hay aquí un profeta del SEÑOR, para que consultemos al SEÑOR por medio de él? Y uno de los siervos del rey de Israel respondió y dijo: Aquí está Eliseo hijo de Safat, el cual derramó agua en las manos de Elías.

(f) Es decir, quién era su sirviente.