Y Eliseo dijo: Vive el SEÑOR de los ejércitos, delante de quien estoy, ciertamente, si no fuera que yo mirara la presencia de Josafat rey de Judá, no miraría hacia ti, ni te vería.

(k) Dios permite que su palabra sea declarada a los impíos debido a los piadosos que están entre ellos.