Verter - Toda la sangre que quedó después de la aspersión y la unción debe desecharse de tal manera que convenga al decoro del servicio divino. No tenía ningún significado sacrificial.