CONTENIDO

Tenemos aquí un nuevo orador, pero con la misma cuenta de siempre. Bildad el suhita, segundo de lo que había adelantado Elifaz; y en su condenación de Job, parece descansar la conclusión del argumento sobre este tema, que Dios pronto intervendría y probaría la hipocresía de Job.