• Proverbios 3:1

    Hijo mío, no te olvides de mi instrucción y guarde tu corazón mis mandamientos;

  • Proverbios 3:2

    porque abundancia de días y años de vida y bienestar te aumentarán.

  • Proverbios 3:3

    No se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello. Escríbelas en las tablas de tu corazón,

  • Proverbios 3:4

    y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.