Cuando el polvo crece en dureza - Margen, "se vierte o se convierte en lodo". Las palabras utilizadas aquí se refieren a menudo a metales y al acto de verterlos cuando están fusionados, con el propósito de fundirlos. La idea correcta aquí es, "cuando el polvo fluye hacia una masa fundida"; es decir, cuando está mojado con lluvia fluye y se endurece. El sentido es que la lluvia opera en la arcilla como el calor en los metales, y que cuando se disuelve fluye y se convierte en una masa sólida. El objetivo es comparar el efecto de la lluvia con el efecto habitual en la fundición de metales.

Y los terrones se unen rápidamente - Es decir, la lluvia los atraviesa. Forman una masa de la misma consistencia y luego son horneadas por el sol.