(5) Y cómo los principales sacerdotes y nuestros gobernantes lo entregaron para ser condenado a muerte y lo crucificaron.

(5) Al conferir las profecías de los profetas, parece que todas esas cosas son verdaderas y ciertas que el evangelista ha escrito por escrito acerca de Cristo.