Romanos 8:12

(14) Por tanto, hermanos, deudores somos, no de la carne, para vivir conforme a la carne.

(14) Una exhortación a oprimir la carne cada día más y más por el poder del Espíritu de regeneración, porque (dice) ustedes son deudores a Dios, por haber recibido tantos beneficios de él.