(2) Y había en el mismo país pastores (d) que moraban en el campo, cuidando su rebaño de noche.

(2) Los ángeles mismos declaran a los pastores pobres (no con respecto al orgullo de los poderosos) la Deidad y el oficio del niño acostado en el pesebre.

(d) Vivir al aire libre y al aire libre.