• Proverbios 3:27

    No niegues un bien a quien es debido, teniendo poder para hacerlo.

  • Proverbios 3:28

    No digas a tu prójimo: “Anda y vuelve; mañana te lo daré”, cuando tienes contigo qué darle.

  • Proverbios 3:29

    No trames mal contra tu prójimo, estando él confiado en ti.

  • Proverbios 3:30

    No pleitees con alguno sin razón, si es que no te ha hecho agravio.

  • Proverbios 3:31

    No envidies al hombre violento ni escojas ninguno de sus caminos;

  • Proverbios 3:32

    porque el SEÑOR abomina al perverso, pero su íntima comunión es con los rectos.