El sacerdote que es ungido, es decir, el sumo sacerdote. (Comparar ; ; ). Sobre la unción de los otros sacerdotes véase la nota en .

La graduación de las ofrendas por el pecado es notable. Podría parecer que la distinción se dirigía más directamente a cada individuo según su rango y la consiguiente responsabilidad (ver ).

Según el pecado del pueblo - Más bien, para traer la culpa sobre el pueblo. Toda la nación está involucrada en cada transgresión de su representante.