También este segundo día, mientras bebían el vino, el rey preguntó a Ester: — Reina Ester, ¿cuál es tu petición? Te será dada. ¿Qué es lo que solicitas? ¡Hasta la mitad del reino te será concedida!