El que va llorando, llevando la bolsa de semilla, volverá con regocijo trayendo sus gavillas.