¿Sacarás al leviatán, el gran y feroz cocodrilo de Egipto y de otros países mediterráneos, con un anzuelo, o una red de cerco, o su lengua con una cuerda que soltaste? Más bien, "En el sedal presionas su lengua hacia abajo", es decir, cuando ha mordido el anzuelo y el trazo del sedal empuja su lengua hacia un lado.