• Números 13:1

    Entonces el SEÑOR habló a Moisés diciendo:

  • Números 13:2

    “Envía hombres para que exploren la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel. Envíen un hombre de cada tribu de sus padres; cada uno de ellos debe ser un dirigente entre ellos”.

  • Números 13:3

    Moisés los envió desde el desierto de Parán, de acuerdo con el mandato del SEÑOR. Todos aquellos hombres eran jefes de los hijos de Israel.

  • Números 13:4

    Sus nombres son los siguientes: de la tribu de Rubén, Samúa hijo de Zacur;

  • Números 13:5

    de la tribu de Simeón, Safat hijo de Hori;

  • Números 13:6

    de la tribu de Judá, Caleb hijo de Jefone;

  • Números 13:7

    de la tribu de Isacar, Igal hijo de José;

  • Números 13:8

    de la tribu de Efraín, Oseas hijo de Nun;

  • Números 13:9

    de la tribu de Benjamín, Palti hijo de Rafú;

  • Números 13:10

    de la tribu de Zabulón, Gadiel hijo de Sodi;

  • Números 13:11

    de la tribu de José, es decir, de la tribu de Manasés, Gadi hijo de Susi;

  • Números 13:12

    de la tribu de Dan, Amiel hijo de Gemali;

  • Números 13:13

    de la tribu de Aser, Setur hijo de Micael;

  • Números 13:14

    de la tribu de Neftalí, Najbi hijo de Vapsi;

  • Números 13:15

    de la tribu de Gad, Geuel hijo de Maqui.

  • Números 13:16

    Estos son los nombres de los hombres que Moisés envió para explorar la tierra. A Oseas hijo de Nun Moisés le puso por nombre Josué.

  • Números 13:17

    Los envió Moisés a explorar la tierra de Canaán y les dijo: “Suban de aquí al Néguev, y de allí suban a la región montañosa.

  • Números 13:18

    Observen qué tal es la tierra, y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si es poco o numeroso.

  • Números 13:19

    Observen qué tal es la tierra habitada, si es buena o mala; cómo son las ciudades habitadas, si son solo campamentos o fortificaciones;

  • Números 13:20

    cómo es la tierra, si es fértil o árida; si hay en ella árboles o no. Esfuércense y tomen muestras del fruto del país”. Era el tiempo de las primeras uvas.

  • Números 13:21

    Ellos fueron y exploraron la tierra desde el desierto de Zin hasta Rejob, hacia Lebo-hamat.

  • Números 13:22

    Fueron por el Néguev y llegaron a Hebrón. Allí habitaban Ajimán, Sesai y Talmai, descendientes de Anac. (Hebrón fue edificada siete años antes que Tanis en Egipto).

  • Números 13:23

    Después llegaron al arroyo de Escol. Allí cortaron una rama con un racimo de uvas, la cual llevaron entre dos en un palo. También tomaron granadas e higos.

  • Números 13:24

    A aquel lugar llamaron arroyo de Escol, por el racimo que los hijos de Israel cortaron allí.

  • Números 13:25

    Al cabo de cuarenta días volvieron de explorar la tierra.

  • Números 13:26

    Entonces fueron y se presentaron a Moisés, a Aarón y a toda la congregación de los hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Cades, y dieron informes a ellos y a toda la congregación. También les mostraron el fruto de la tierra.

  • Números 13:27

    Y le contaron diciendo: — Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la cual ciertamente fluye leche y miel. Este es el fruto de ella.

  • Números 13:28

    Solo que el pueblo que habita aquella tierra es fuerte. Sus ciudades están fortificadas y son muy grandes. También vimos allí a los descendientes de Anac.

  • Números 13:29

    Amalec habita en la tierra del Néguev; y en la región montañosa están los heteos, los jebuseos y los amorreos. Los cananeos habitan junto al mar y en la ribera del Jordán.

  • Números 13:30

    Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: — ¡Ciertamente subamos y tomémosla en posesión, pues nosotros podremos más que ellos!

  • Números 13:31

    Pero los hombres que fueron con él dijeron: — No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.

  • Números 13:32

    Y comenzaron a desacreditar la tierra que habían explorado, diciendo ante los hijos de Israel: — La tierra que fuimos a explorar es tierra que traga a sus habitantes. Todo el pueblo que vimos en ella son hombres de gran estatura.

  • Números 13:33

    También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de gigantes. Nosotros, a nuestros propios ojos, parecíamos langostas; y así parecíamos a sus ojos.