• Números 12:1

    María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado, porque él había tomado por mujer a una cusita.

  • Números 12:2

    Ellos dijeron: — ¿Acaso solo por medio de Moisés ha hablado el SEÑOR? ¿No ha hablado también por medio de nosotros? Y lo oyó el SEÑOR.

  • Números 12:3

    Moisés era un hombre muy manso, más manso que todos los hombres que había sobre la faz de la tierra.

  • Números 12:4

    Repentinamente el SEÑOR dijo a Moisés, a Aarón y a María: — Vayan ustedes tres al tabernáculo de reunión. Y fueron los tres.

  • Números 12:5

    Entonces el SEÑOR descendió en una columna de nube, se detuvo a la entrada del tabernáculo y llamó a Aarón y a María. Ellos dos se acercaron,

  • Números 12:6

    y él les dijo: — Oigan mis palabras: Si tuvieran un profeta del SEÑOR, yo me manifestaría a él en visión o hablaría con él en sueños.

  • Números 12:7

    No es así con mi siervo Moisés, quien es fiel en toda mi casa.

  • Números 12:8

    Cara a cara hablo con él, en persona, y no por enigmas. Y él contempla la apariencia del SEÑOR. ¿Por qué, pues, no tuvieron temor de hablar contra mi siervo, contra Moisés?

  • Números 12:9

    Entonces el furor del SEÑOR se encendió contra ellos. Y se fue.

  • Números 12:10

    Cuando la nube se apartó de encima del tabernáculo, he aquí que María quedó leprosa, blanca como la nieve. Aarón se volvió hacia María, y he aquí que estaba leprosa.

  • Números 12:11

    Entonces Aarón dijo a Moisés: — ¡Ay, señor mío! Por favor, no pongas sobre nosotros el pecado, porque locamente hemos actuado y hemos pecado.

  • Números 12:12

    Por favor, no sea ella como el que sale muerto del vientre de su madre, con la mitad de su carne consumida.

  • Números 12:13

    Entonces Moisés clamó al SEÑOR diciendo: — ¡Oh Dios, sánala, por favor!

  • Números 12:14

    El SEÑOR respondió a Moisés: — Si su padre le hubiera escupido en su cara, ¿no quedaría avergonzada durante siete días? Que sea recluida fuera del campamento durante siete días, y después será readmitida.

  • Números 12:15

    Así María fue recluida fuera del campamento durante siete días. El pueblo no se puso en marcha hasta que María fuera readmitida.

  • Números 12:16

    Después partió el pueblo de Hazerot y acampó en el desierto de Parán.