• Números 27:1

    Entonces se acercaron las hijas de Zelofejad hijo de Hefer, hijo de Galaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés, de los clanes de Manasés hijo de José. Los nombres de ellas eran Majla, Noa, Hogla, Milca y Tirsa.

  • Números 27:2

    Ellas se pusieron de pie a la entrada del tabernáculo de reunión ante Moisés, el sacerdote Eleazar y los dirigentes de toda la congregación, y dijeron:

  • Números 27:3

    — Nuestro padre murió en el desierto, aunque él no participó con los del grupo de Coré que se juntaron contra el SEÑOR, sino que murió por su propio pecado; y no tuvo hijos.

  • Números 27:4

    ¿Por qué ha de ser quitado el nombre de nuestro padre de su clan, por no haber tenido un hijo varón? Danos heredad entre los hermanos de nuestro padre.

  • Números 27:5

    Moisés llevó la causa de ellas a la presencia del SEÑOR,

  • Números 27:6

    y el SEÑOR respondió a Moisés diciendo:

  • Números 27:7

    — Bien dicen las hijas de Zelofejad. Ciertamente les darás la propiedad de una heredad entre los hermanos de su padre, y pasarás a ellas la heredad de su padre.

  • Números 27:8

    Y a los hijos de Israel hablarás diciendo: “Si alguno muere y no tiene hijo varón, pasarán su heredad a su hija.

  • Números 27:9

    Si no tiene hija, darán su heredad a sus hermanos.

  • Números 27:10

    Si no tiene hermanos, darán su heredad a los hermanos de su padre.

  • Números 27:11

    Si su padre no tiene hermanos, darán su heredad al pariente más cercano de su familia, y este la tendrá en posesión. Esto será un estatuto de derecho para los hijos de Israel, como el SEÑOR lo ha mandado a Moisés”.

  • Números 27:12

    El SEÑOR dijo a Moisés: — Sube a este monte de Abarim y mira la tierra que he dado a los hijos de Israel.

  • Números 27:13

    Después que la hayas mirado, tú también serás reunido con tu pueblo, como fue reunido tu hermano Aarón.

  • Números 27:14

    Porque fueron rebeldes a mi mandato en el desierto de Zin, en la rebelión de la congregación, en vez de tratarme como santo ante sus ojos en las aguas, es decir, en las aguas de Meriba, en Cades, en el desierto de Zin.

  • Números 27:15

    Entonces Moisés respondió al SEÑOR diciendo:

  • Números 27:16

    — Que el SEÑOR, Dios de los espíritus de toda carne, ponga al frente de la congregación un hombre

  • Números 27:17

    que salga y entre delante de ellos, que los saque y los introduzca, para que la congregación del SEÑOR no sea como ovejas que no tienen pastor.

  • Números 27:18

    Luego el SEÑOR dijo a Moisés: — Toma a Josué hijo de Nun, hombre en el cual hay espíritu, y pon tu mano sobre él.

  • Números 27:19

    Harás que se ponga de pie delante del sacerdote Eleazar y delante de toda la congregación, y lo comisionarás en presencia de ellos.

  • Números 27:20

    Pondrás de tu dignidad sobre él, para que toda la congregación de los hijos de Israel le obedezca.

  • Números 27:21

    Él estará de pie delante del sacerdote Eleazar, quien consultará por él delante del SEÑOR mediante el juicio del Urim. A sus órdenes saldrán, y a sus órdenes entrarán él y todos los hijos de Israel con él, toda la congregación.

  • Números 27:22

    Moisés hizo como el SEÑOR le había mandado. Tomó a Josué, y lo puso delante del sacerdote Eleazar y delante de toda la congregación.

  • Números 27:23

    Puso sus manos sobre él y lo comisionó, como el SEÑOR había hablado por medio de Moisés.