• Isaías 24:1

    He aquí que el SEÑOR devastará y arrasará la tierra. Trastornará su superficie y dispersará a sus habitantes.

  • Isaías 24:2

    Al sacerdote le sucederá como a la gente del pueblo, al esclavo como a su señor, a la criada como a su señora, al que compra como al que vende, al que presta como al que toma prestado, al acreedor como al deudor.

  • Isaías 24:3

    La tierra será del todo devastada y enteramente saqueada, porque el SEÑOR ha pronunciado esta palabra.

  • Isaías 24:4

    La tierra está de duelo, se reseca; el mundo languidece, se reseca. Languidecen los grandes del pueblo de la tierra.

  • Isaías 24:5

    La tierra ha sido profanada por sus habitantes, porque han transgredido las leyes, han falseado el derecho y han quebrantado el pacto eterno.

  • Isaías 24:6

    Por esta causa una maldición ha devorado la tierra, y los que la habitan son culpables. Por esta causa han disminuido los habitantes de la tierra, y quedan muy pocos seres humanos.

  • Isaías 24:7

    Languidece el vino nuevo. Se ha marchitado la vid. Gimen todos los que eran de alegre corazón.

  • Isaías 24:8

    Cesó el regocijo de los tamboriles. Se acabó el bullicio de los que se divierten; cesó el regocijo de la lira.

  • Isaías 24:9

    No beben el vino con canción; el licor es amargo a los que lo beben.

  • Isaías 24:10

    Quebrantada está la ciudad del caos; toda casa se ha cerrado para que nadie entre.

  • Isaías 24:11

    En las calles se oye el lamento por el vino. Todo gozo se oscurece; la alegría de la tierra ha sido desterrada.

  • Isaías 24:12

    En la ciudad ha quedado la desolación. Sus puertas han sido destrozadas con la ruina.

  • Isaías 24:13

    Pues ocurrirá en medio de la tierra, en medio de los pueblos, así como cuando se varea al olivo, y como rebuscos una vez acabada la vendimia.

  • Isaías 24:14

    Estos alzan su voz y cantan gozosos; a la majestad del SEÑOR aclaman desde el occidente.

  • Isaías 24:15

    Por tanto, glorifiquen al SEÑOR en el oriente, y al nombre del SEÑOR Dios de Israel en las costas del mar.

  • Isaías 24:16

    Desde el extremo de la tierra oímos salmos: “¡Gloria al Justo!”. Pero yo dije: ¡Desdichado de mí, desdichado de mí! ¡Ay de mí! Los traidores han traicionado; los traidores han actuado con gran traición.

  • Isaías 24:17

    Terror, fosa y trampa hay contra ti, oh habitante de la tierra.

  • Isaías 24:18

    Acontecerá que el que huya del sonido del terror caerá en la fosa; y el que salga de la fosa será atrapado en la trampa. Porque se abrirán las ventanas de lo alto, y temblarán los cimientos de la tierra.

  • Isaías 24:19

    La tierra será completamente destrozada; la tierra será desmenuzada por completo; la tierra será derrumbada en gran manera.

  • Isaías 24:20

    La tierra se tambaleará del todo como un borracho. Se mecerá como una choza, y sobre ella pesará su rebelión. Caerá y no volverá a levantarse.

  • Isaías 24:21

    Acontecerá en aquel día que el SEÑOR castigará en lo alto al ejército de lo alto, y en la tierra a los reyes de la tierra.

  • Isaías 24:22

    Ellos serán agrupados como son agrupados los prisioneros en la mazmorra. En la cárcel quedarán encerrados y después de muchos días serán castigados.

  • Isaías 24:23

    La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, porque el SEÑOR de los Ejércitos reinará en el monte Sion y en Jerusalén, y la gloria estará ante sus ancianos.