• Isaías 21:1

    Profecía acerca del Desierto del Mar: Como los torbellinos que pasan por el Néguev, así viene del desierto, de la tierra horrenda.

  • Isaías 21:2

    Dura visión me ha sido revelada. El traidor traiciona, y el destructor destruye. ¡Sube, oh Elam! ¡Asedia, oh Media! Hice cesar todo su gemido.

  • Isaías 21:3

    Por tanto, mis lomos se han estremecido de dolor; convulsiones se han apoderado de mí, como las convulsiones de una mujer que da a luz. Estoy tan entristecido que no lo puedo oír, y tan espantado que no lo puedo ver.

  • Isaías 21:4

    Mi mente divaga; el terror se ha apoderado de mí. El anochecer que yo anhelaba se me ha convertido en temblor.

  • Isaías 21:5

    Preparan la mesa, arreglan los asientos, comen y beben. ¡Levántense, oh jefes; saquen brillo a los escudos!

  • Isaías 21:6

    Porque así me dice el Señor: — Anda, pon un centinela que anuncie lo que vea.

  • Isaías 21:7

    Cuando vea carros, parejas de jinetes, gente montada en asnos y gente montada en camellos, escuche él con atención, con mucha atención.

  • Isaías 21:8

    Y el centinela gritó: — Oh Señor, sobre la torre del centinela estoy de pie continuamente de día, y todas las noches estoy apostado en mi guardia.

  • Isaías 21:9

    Y he aquí que esto es lo que viene: ¡Hombres en carros y parejas de jinetes! Después habló y dijo: — ¡Ha caído; ha caído Babilonia! Todos los ídolos de sus dioses fueron rotos contra el suelo.

  • Isaías 21:10

    Oh trillado pueblo mío, hijo de mi era: Yo les he anunciado lo que he escuchado de parte del SEÑOR de los Ejércitos, Dios de Israel.

  • Isaías 21:11

    Profecía acerca de Edom: Me dan voces desde Seír, diciendo: — Guardia, ¿qué hay de la noche? Guardia, ¿qué hay de la noche?

  • Isaías 21:12

    El guardia responde: — La mañana viene y también la noche. Si quieren preguntar, pregunten. Vuelvan a venir.

  • Isaías 21:13

    Profecía acerca de Arabia: En el bosque de Arabia pasarán la noche, oh caravanas de Dedán.

  • Isaías 21:14

    Lleven agua al encuentro del sediento, oh habitantes de la tierra de Tema; salgan con pan al encuentro del que huye.

  • Isaías 21:15

    Porque huyen ante la espada, ante la espada desenvainada, ante el arco entesado y ante la violencia de la batalla.

  • Isaías 21:16

    Porque así me ha dicho el SEÑOR: “Dentro de un año, como el año de un jornalero, se acabará toda la gloria de Quedar.

  • Isaías 21:17

    Aun los sobrevivientes del número de los arqueros, los guerreros de los hijos de Quedar, serán mermados; porque el SEÑOR Dios de Israel ha hablado”.