Señor, ahora deja que tu siervo parta en paz, conforme a tu palabra:

(l) Déjame salir de esta vida para unirme a mi Padre.

(m) Como me prometiste.