"Intervino Abraham y dijo: — He aquí, ya que he comenzado a hablar con mi Señor, a pesar de que soy polvo y ceniza,"