¡El SEÑOR reina, tiemblan los pueblos! Él tiene su trono entre los querubines; la tierra se estremece.