Porque con una sola ofrenda ha perfeccionado para siempre a los santificados.