"entonces el hombre traerá su mujer al sacerdote y traerá por ella su ofrenda de dos kilos de harina de cebada. Sobre esta no echará aceite ni le pondrá incienso, porque es ofrenda por los celos, ofrenda recordatoria que trae a la memoria la iniquidad."