"Esta agua que acarrea maldición entrará en tus entrañas, y hará que se hinche tu vientre y que se afloje tu muslo’. “Y la mujer dirá: ‘Amén, amén’."