Al músico principal. Sobre Sosanim. Salmo de David. ¡Sálvame, oh Dios, porque las aguas han entrado hasta mi alma!