Porque así ha dicho el SEÑOR a la casa de Israel: “¡Búsquenme y vivirán!