Con el limpio te muestras limpio, y eres sagaz con el perverso.