Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios.