Romanos 8:12

Explicación, estudio y comentario bíblico de Romanos 8:12 verso por verso.

Así que, hermanos, somos deudores, pero no a la carne para que vivamos conforme a la carne.